comprar un auto financiado

¿Comprar un auto financiado es una buena opción?

Tal vez, muchos crean que comprar un auto financiado traerá problemas económicos a su vida. Pero, ¿Qué hacer si todo el dinero que usted tiene ahorrado no le alcanza para realizar la compra? Obvio: necesita financiación.

Ah, y asesoramiento. La mayor parte de los compradores necesitan ayuda y a la hora de pagar su nuevo vehículo. Por ello, Dulcinea Insurance te explicará qué hacer para que un auto financiado sea una jugada estratégica.

¿Qué hacer antes de decidirse por comprar un auto financiado?

La regla básica es la siguiente: una vez solicitado el préstamo, ya tienes el carro. Es ahí cuando el comprador se encuentra comprometido a pagar la cifra financiada más el cargo acordado. Y entonces es cuando surge la duda.

Entonces, compartimos con usted algunos consejos:

  • Conoce la cifra que estamos dispuestos a gastar: no debemos ser ambiciosos…
  • Investiga las mejores ofertas.
  • Consulte guías de compra para conocer rangos y condiciones de precios.
  • Asesórese de las opciones y vías de financiamiento. Así podremos escoger la que más nos convenga, de acuerdo a nuestras necesidades.
  • Solicite una copia de tu crédito. Esto te ayudará a corregir cualquier error en el papeleo.
  • Organícese en el pago. Una adecuada estructuración de pequeños pagos pueden disminuir su preocupación de pagarlo todo de una vez. El pago mensual es una de las mejores opciones.
  • Pida el préstamo, previamente aprobado por tu banco.

¿Resulta conveniente para mí comprar un auto financiado?

Antes de efectuar el ejercicio de compra del carro financiado es necesario evaluar una serie de circunstancias.

Por ejemplo, la financiación del carro debe ser una cifra que se encuentra entre el 15 y el 18% de tu salario. De esa manera, podrás seguir con tu vida y gastos normales y pagar la deuda al mismo tiempo.

También, debes tener en cuenta que tu auto necesita un seguro, un mantenimiento básico y regular, además de las cuotas de financiación.

Por su parte, la planificación para el pago de la deuda no debe exceder los tres años. En caso de sobrepasar ese período, deberías ajustarte a un carro un poco más pequeño, de acuerdo a sus ingresos monetarios.

¿Se puede devolver un auto financiado?

Puede que, a pasar de todos los análisis, no hayas comprado el carro adecuado para ti. Tal vez el carro comprado no te permite afrontar todos los gastos que implica. Entonces, llegó la hora de devolverlo o buscar alguna solución.

Lo primero que debes hacer es plantear al concesionario su situación. Lo puedes cambiar por un modelo de menor precio, que no suponga un hueco para tus bolsillos. En dependencia de tu situación, este trámite puede tornarse fácil o engorroso.

Lo más aconsejable es que el cambio se efectúe lo más rápido posible:

Los autos financiados se deprecian rápidamente. Una vez disminuido, su deuda excederá el monto original del auto. Por tanto, cuando te decidas por la opción de cambiarlo, puede ser demasiado tarde y tendrás que pagar una diferencia.

Otra opción a considerar es refinanciar el préstamo. O sea, lo puedes extender u otorgarle otro valor a una tasa inferior. Algunas de las compañías financieras están dispuestas a extender el período para pagar su deuda, pero con una cifra más alta.

¿Puedo vender un auto financiado?

Si siente que ya no te conviene el carro financiado y ninguna de las opciones anteriores es viable para su billetera, usted puede vender el auto. Con el dinero que obtengas de la venta, podrá terminar de pagar las tasas de financiación periódicamente o de una vez.

Así terminarás de pagar el préstamo. Si nada funciona, puedes colocar el auto a la venta para que alguien se haga cargo de la financiación.

Recuerde que en Dulcinea Insurance estamos a la distancia de un clic. Llámenos al (786) 850-1600 y nuestros agentes conversarán sobre este y otros temas de seguros de auto.

5/5 - (6 votos)
Call Now Button Ir arriba

Cotizar Seguro de Salud

Envíenos sus datos para que un Agente le contacte.